Home Blog Nota sobre limitación de pagos en efectivo (2.500 €)

Nota sobre limitación de pagos en efectivo (2.500 €)

E-mail Imprimir PDF

 

I.- Objeto


La Ley 7/2012, de 29 de Octubre, publicada en el BOE el día 30 del mismo mes establece en su artículo 7 la limitación a los pagos en efectivo en los que una de las partes intervinientes sea un empresario o profesional con un importe superior o igual a 2.500 €. Dicho artículo 7, y por tanto la limitación referida entró en vigor el pasado día 19 de Noviembre de 2.012, aplicándose a todos los pagos efectuados desde esa fecha aunque la operación haya sido concertadas con anterioridad a su entrada en vigor.


II.- Rasgos principales de la nueva limitación.


El requisito esencial para que opere dicha limitación es que alguna de las partes intervinientes actúe en calidad de empresario o profesional.

El citado importe límite de 2.500 euros se eleva hasta 15.000 euros o su contravalor en moneda extranjera cuando el pagador sea una persona física que justifique que no tiene su domicilio fiscal en España y no actúe en calidad de empresario o profesional.

No es posible fraccionar pagos para evitar el límite referido ya que la Ley prevé que a efectos del cálculo de las cuantías señaladas (2.500 € y 15.000 € para extranjeros no profesionales ni empresarios), se sumarán los importes de todas las operaciones o pagos en que se haya podido fraccionar la entrega de bienes o la prestación de servicios.

Se establece que a efectos de lo dispuesto en la Ley, y respecto de las operaciones que no puedan pagarse en efectivo, los intervinientes en las operaciones deberán conservar los justificantes del pago, durante el plazo de cinco años desde la fecha del mismo, para acreditar que se efectuó a través de alguno de los medios de pago distintos al efectivo. Asimismo, están obligados a aportar estos justificantes a requerimiento de la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

Finalmente se dispone una excepción a la limitación que nos ocupa, que no resultará aplicable a los pagos e ingresos realizados en entidades de crédito.


III.- Régimen sancionador.


La infracción de la limitación de pago en efectivo que se trata será grave. Serán sujetos infractores tanto las personas o entidades que paguen como las que reciban total o parcialmente cantidades en efectivo incumpliendo la limitación establecida en el apartado uno anterior. Tanto el pagador como el receptor responderán de forma solidaria de la infracción que se cometa y de la sanción que se imponga.

La sanción consistirá en multa pecuniaria del 25 por ciento de la base de la sanción. La base sobre la que se aplicará ese porcentaje del 25% es el importe abonado en efectivo que supere el límite establecido en la ley

No se aplicará sanción alguna a la parte que intervenga en la operación cuando denuncie ante la Agencia Estatal de Administración Tributaria, dentro de los tres meses siguientes a la fecha del pago efectuado en incumplimiento de la limitación, la operación realizada, su importe y la identidad de la otra parte interviniente. La denuncia que pudiera presentar con posterioridad la otra parte interviniente se entenderá por no formulada. La presentación simultánea de denuncia por ambos intervinientes no exonerará de responsabilidad a ninguno de ellos.

La infracción que se trata prescribirá a los cinco años, que comenzarán a contarse desde el día en que la infracción se hubiera cometido. Y La sanción derivada de la comisión de la infracción prevista en este apartado prescribirá a los cinco años, que comenzarán a contarse desde el día siguiente a aquel en que adquiera firmeza la resolución por la que se impone la sanción.


Oviedo 22 de Noviembre de 2.012

 


Fdo Pedro González – Cobas García

Abogado

DIAZ – VARELA ABOGADOS, S.L.

 

Última actualización el Lunes, 26 de Noviembre de 2012 13:35